“De la Tierra al cuerpo”, una muestra de Luis Álvarez que debes visitar en la Galería Nacional

Artout News

Ana Karina Santos. Una interesante propuesta artística se presenta en los espacios de la Galería de Arte Nacional (GAN) en la ciudad de Caracas en Venezuela, el artista Luis Álvarez presenta “De la Tierra al cuerpo”, esculturas humanas vivientes, la exposición inaugurada el sábado 19 de febrero en la categoría “Artista del Mes”, como parte de las iniciativas que buscan visibilizar la labor de los talentos emergentes del país.

Si deseas conocer más de su obra te invitamos a seguirlo en su cuenta de Instagram @elarcillero, así mismo, compartimos el texto elaborado por la curadora y artista plástico Geneth Bizot que hace referencia a tan valiosa muestra de este joven exponente.

Luis Álvarez, Artista joven del mes

Título de la obra: De la tierra al cuerpo. Esculturas humanas vivientes 

 Por Geneth A. Bizot O. Nace en el estado Zulia un hijo de la alfarería. De las tierras guajiras la tradición de la cerámica se arraiga en el artista, permitiéndole alcanzar la máxima glorificación dentro de esta disciplina artística. Luego parte a Caracas con el propósito de profundizar sus conocimientos en la Escuela de Artes Visuales Cristóbal Rojas, donde aún continúa estudiando. 

     Surge en Luis Álvarez, después de experimentar con diversos textiles, el ingenio de confeccionar prendas de vestir y objetos de uso cotidiano con la intención de transgredir la palabra fragilidad, que para el artista funciona como paradigma en la cerámica; por ello le otorga a este arte del fuego probar su resistencia, de tal manera que sirve de ornamento para cuerpos de hombres y mujeres, fusionándose en uno, como así lo afirma El Arcillero, siendo entonces esculturas humanas vivientes.

     Cada una de las piezas contiene una historia relacionada con momentos importantes para el artista: los vincula con elementos de la naturaleza (fenómenos y animales), como remembranzas de sus orígenes ancestrales Wayuu, yendo más allá de lo preconcebido en lo técnico y lo conceptual. Algunas de ellas, las confecciona pensando en un cuerpo en específico.

     Esta propuesta es un estudio minucioso de la arcilla y sus propiedades, es la constante exploración de la textura y el color, remitiendo a esas historias míticas como lo es la pieza de la Flor Soto del planeta Ka’i, en donde el color azul remite a esa magia cósmica que expande la conciencia humana. La monocromía que utiliza Álvarez en algunos colores, permite ser un imperativo de las formas o estructuras de las obras, sin perder su valor plástico y conceptual.

      Luis Álvarez, El Arcillero, alfarero en tiempos modernos, expresa la sincronía entre el cuerpo y la mente, construye un discurso que trasciende lo ornamental como pieza única y lo lleva como pieza complementaria al cuerpo. El artista, nos hace un llamado, sin importar la procedencia cultural, a no olvidar nuestras raíces espirituales. Así como es De la tierra al cuerpo una conexión entre lo humano y su medio ambiente, también lo es lo orgánico y espiritual un aliento ante la incertidumbre que vive la humanidad en estos momentos en exilio de la conciencia.  

Entradas relacionadas

Deja tu comentario