David Molina-Molina expone su reinterpretación del paisaje en la Galería Spazio Zero

Artout News

El sábado 13 de noviembre de 2021  se inauguró en Caracas, en la Galería Spazio Zero, la exposición individual “Fitoformas: la dimensión visible del paisaje” del artista visual David Molina-Molina, con un conjunto de obras que recogen la unidad y armonía de una acumulación de observaciones extraídas del imaginario de su paisaje natural, según explica el investigador Manuel Vásquez-Ortega en el texto que acompaña la muestra.

“A través de medios como la cerámica, el collage y la fotografía, Molina-Molina propone la construcción de una iconografía paisajística que obedece a búsquedas individuales, entre siluetas que se inscriben en una tradición de formas orgánicas (presentes a lo largo de la historia de la cerámica en Venezuela), que a su vez se desprenden de los convencionalismos propios de la técnica para situar su lenguaje en una experiencia contemporánea del entorno”, expresa Vásquez-Ortega.

Según el investigador, las lógicas propias del proceso que parten de la cerámica como medio expresivo,“le brindan a David Molina-Molina la capacidad de explorar infinitas analogías a través de un acto fundamental y ancestralmente humano como lo es moldear la tierra con las manos, y con ello, dar la forma deseada al paisaje. Es así como en Fitoformas, David propone una nueva revisión de la naturaleza entendida como ecosistema, a través de la observación de sus detalles, dimensiones, interrelaciones y afectos, encontrando en el registro cotidiano de las grafías naturales, nuevas posibilidades de reflexionar sobre las fuerzas perennes, inevitables y en transformación constante de aquello que como humanidad hemos decidido llamar paisaje”.

Por su parte, David Molina-Molina afirma que plasma sus reflexiones sobre las cualidades que adquiere un paisaje al ser delimitado y sometido por el ojo humano, así como también sobre su fisonomía y las relaciones de orden que éstas articulan.

“Mis proyectos tienen un especial interés en reinterpretar las formas de la naturaleza para construir ideas y contenedores que condensen el gesto y la sensibilidad de las formas que tanto busco cuando veo y siento un paisaje. La expresión material es coincidente en mi lenguaje plástico, la escultura como principal medio expresivo me permite resumir las conexiones entre naturaleza y ser humano para reconstruir el entorno físico captando el gesto y esencia a través de formas que conquistan la realidad sensible”.

Asimismo, Molina-Molina explica que para esta muestra partió del trabajo de exploradores viajeros como Auguste Morisot, Henri Pittiery especialmente de Alexander Von Humboldt, quien enmarca al paisaje dentro de una imagen poética que describe minuciosamente ítems que configuran y recrean la esencia tangible y el espíritu del paisaje. “Para poner en práctica este proyecto tracé un espacio de estudio definido por los límites de mi hogar, que incluyen los alrededores de la montaña donde vivo en las afueras de Caracas, los jardines, colinas y todo lo vegetal en general.Al delimitar el área de estudio orgánicamente se fueron materializando y conceptualizando ideas y discursos, mi lenguaje se colmó de formas fitomórficas, materiales ajenos a la cerámica se iban sumando y proponiendo nuevos significados, las esculturas comenzaron a integrar medios  industriales como hierro, aluminio, plástico, madera y concreto”.

En cuanto a sus procesos técnicos para esta exposición, el artista se enfocó en usar el engobe como un medio que respondiera conceptualmente con la idea de reinterpretar las formas de la naturaleza.

“Encuentro la posibilidad de establecer una visión del paisaje enfocada hacia lo pequeño, los jardines, las ramas, los alrededores, puedo recrear el paisaje no captando la esencia de su totalidad; sino atrapando lo minúsculo, las partes que lo conforman que son esencialmente paisaje”, concluye Molina-Molina.

Nacido en Mérida en 1990, David Molina-Molina ingresa en 2010 en la Facultad de Arte de la Universidad de los Andes – Venezuela y egresa como Licenciado en Artes Visuales en 2016. Paralelo a sus estudios en 2015 ingresa a los talleres de producción de la Facultad de Arquitectura y Diseño Industrial de la Universidad de los Andes donde se especializa en cerámica escultórica, tecnología de los esmaltes y tecnología de los materiales. Desde 2014 expone su trabajo a nivel nacional e internacional.Ha sido reconocido con El Tercer lugar en el 14° Salón Nacional de Jóvenes Artistas, Museo de Arte Contemporáneo del Zulia, Maracaibo Edo. Zulia – Venezuela y el primer lugar en el V Blanco y Negro. Ateneo de Maracaibo Centro Bellas Artes. Maracaibo Edo. Zulia – Venezuela.

 La exposición “Fitoformas: la dimensión visible del paisaje”de David Molina-Molina, se estará exhibiendo desde el 13 de noviembre de 2021 hasta finales de enero de 2022, en la Galería Spazio Zero, ubicada en Qta. Zero, Avenida Casiquiare, Colinas de Bello Monte de la ciudad de Caracas, Venezuela.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario