Color y expresividad en las piezas cargadas de religiosidad de Nicasio Duno

Artout news

Ana Karina Santos. Piezas enriquecidas con colores vibrantes pero a su vez cargadas de nostalgia, misterio y religiosidad, le dan paso a los más importantes trabajos del pintor venezolano Nicasio Duno.

“En Margaro El Rezandero”, el artista deja en evidencia su pasión por las artes, sus creencias, sus vivencias, recuerdos y ensoñaciones que comparte con todo aquel que se conecta y disfruta con lo creado en cada pieza de arte.

Una de sus más impactantes obras “De la Vigilia en los ojos de la sabia naturaleza”: Duno explica que en esta obra realiza una importante representación del Búho, animal de hábitos nocturnos que se aloja en los campanarios, “existe la versión de las personas que es un pájaro de mal agüero que trae malas energías, para mí es un pájaro de luz en la oscuridad, en la vigilia ese pájaro se ocupa de la limpieza de los lugares, se come insectos y roedores, además es de buena aura y por ello para mi tiene una representación casi divina”, reseñó.

Con respecto a la pieza “Desde algún lugar lejano” su reflexión apunta a todo personaje en este mundo contemporáneo que tiene una referencia con el origen del campo. “eso lo veía constantemente en la nostalgia de mis padres, el anhelo de regresar a su terruño, un personaje levitando de amor, dos seres como fusionados en un cuerpo y al fondo la atmosfera libre del campo”.

Como parte de lo que caracteriza su obra y que el mismo cataloga como religiosa y mitológica en donde el simbolismo juega un papel fundamental, recuerda la pieza “El Niño que Juega al Mito del Héroe”, para él se ponen en evidencia esa ilusión de de crear personajes que pelean con fantasmas con villanos y por ello lo representó con un niño “es un Ángel que cabalga en un caballo de palo, es la representación religiosa y mitológica, es la fábula en la historia”. Interesados en disfrutar de sus piezas y contactarlo pueden hacerlo a través de @dunoarte.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario