Comienza revisión de obras de arte en busca de Racismo

Ana Karina Santos. El arte siempre ha sido objeto de análisis y de polémica, porque refleja realidades sentimientos, pensamientos y expresiones, por ello, no escapa a la censura en tiempos convulsionados que transcurren tras el asesinato de George Floyd.
La muerte de este hombre afroamericano a manos de un policía generó infinidad de manifestaciones, trajo además la revisión de las producciones artísticas por lo que no será extraño que alunas obras artísticas se conviertan en objeto de censura partiendo de criterios de discriminación.
Piezas como “La violación de la negra”, de Christian van Couwenbergh (1632) y que se exhibe en el Museo de Bellas Artes de Estrasburgo y que según expertos raya en lo racista y pone en evidencia la violencia de género, el canal HBO eliminó de su grilla de productos el film “Lo que el viento se llevó”, por el racismo expresado hacia los personajes, Netflix tomó la misma decisión con respecto a la serie Little Britain, como si fuese poco el libro El señor de los anillos de J.R.R.Tolkien fue atacado en redes sociales debido a su contenido“machista y supremacista”.
Otra obra que eleva la polémica es el Retrato de Hortense Mancini, duquesa de Mazarin, vestida como Diana, de Bennedetto Gennari (1677), una escena en la que se observa a la duquesa siendo atendida por jóvenes sirvientes negros.
Hasta Los Pitufos han sido analizados con detenimiento, el ensayista francés Antoine Buéno la describe como un relato racista y antisemita, siendo gargamel un estereotipo judío y el papá pitufo (vestido de rojo) un comunista que apuesta a una sociedad perfecta.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario