BRIT ECHE: Explorando huellas británicas en el corazón de Echesortu

Con una gran convocatoria se realizó una caminata / recorrida por el barrio rosarino para conocer una parte de las raíces fundacionales.

Nacho Vallet: El pasado sábado 20 de Febrero a las 10 horas, más de 60 personas se volcaron a conocer interesantes construcciones, historias y leyendas inglesas de Echesortu. La iniciativa se impulsó desde el grupo de Facebook Pueblo Echesortu y tuvo como finalidad mostrar la parte “brit” de uno de los barrios más emblemáticos de la ciudad.

Roberto Trapé, creador del grupo, es Arquitecto, creció en el barrio y sigue viviendo en él. Hace dos años fundo el grupo Pueblo Echesortu, que actualmente reúne alrededor de 4 mil miembros y administra junto a Jésica Contreras Galarza y la guía turística Norma Cardozo.

El recorrido duró alrededor de dos horas, donde no sólo hubo historia y anécdotas del barrio sino también mucha arquitectura y detalles para conocer uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Tuvo como punto de partida la esquina de Córdoba y Vera Mujica y finalizó, después de hacer hincapié en la influencia de la familia Jewell y en la sociedad Echesortu-Casas (conformada por Ciro Echesortu y Casiano Casas), en el museo del Club Atlético del Rosario.

“Echesortu es un barrio que no tiene fundador, tampoco tiene fecha de fundación y que, catastralmente, dejó de existir en 1950. Estamos en una especie de empecinamiento de la gente de seguir llamando Echesortu a lo que, oficialmente, es Remedios de Escalada de San Martín”, dice con gracia Trapé.

El Arquitecto Trapé comento acerca de las instalaciones del Club Atlético del Rosario: “Es un predio fundacional tremendo para una ciudad como Rosario. Acá se jugaron los primeros partidos de fútbol; el primer clásico rosarino de la era no profesional; los primeros partidos de tenis, mucho antes de que se fundara el Buenos Aires Lawn Tennis; se hicieron las primeras carreras de natación y hasta se jugó al polo”.

Como conclusión del recorrido se invocó a “tomar los espacios públicos de nuevo” y a replicar esta experiencia en otros barrios de la ciudad con el fin de que las nuevas generaciones conozcan en profundidad los tesoros de la ciudad y no sean meros espectadores de ellos es sus actividades diarias donde pasan desapercibidos.

Tuve la oportunidad de ser convocado para realizar el registro fotográfico del recorrido. Es mi primera experiencia en un grupo y fue una muy buena. Con respecto a las imágenes, muchas son de las viviendas, pero en mi caso es inevitable al disparar la cámara no buscar sensaciones, miradas, conexiones. En muchas miradas hay atención plena, admiración y respeto al orador, curiosidad, recuerdos de infancia o adolescencia, etc. Muchas veces la Arquitectura no es solo proporciones sino sensaciones.

Merece ser destacada la dedicación y el profesionalismo de los miembros de la organización, siempre predispuestos a responder las preguntas, tomando datos nuevos aportados por vecinos del barrio para futuras investigaciones y acompañando cada relato con carpetas que documentan dicha historia. Excelente labor digna de ser replicada.

Por último, dejo un texto que reza el Facebook del grupo y que me pareció muy interesante:

“Somos… una reverberación… una voz… un eco del pasado. Quisimos establecer un vínculo que supere “la noche de los tiempos” hablarles directamente aunque ya no estemos. Portamos la antorcha de un legado de nuestros predecesores de una antigua cadena de amores. Tenemos en común la pertenencia, el saber que compartimos este hermoso escenario. Esperamos que los eslabones sigan fuertes, unidos… anclados en este bendito sitio. Hace años formamos un grupo sin restricciones con la única idea de comunicarnos, de establecer vínculos, de recrear nuestra memoria y el recuerdo de los que se fueron. Esta preciada herencia esta guardada en esta pequeña arca que contiene todas las fotos que recolectamos del barrio y la ciudad, el antes y el después… nuestro pasado, nuestro presente para Uds.… nuestro futuro. Los invitamos a custodiarlos con el mismo celo que lo hicimos… En este “presente” -lleno de fe y esperanza- esta nuestro orgullo de pertenecer, la inspiración de tantos insomnios, un perfumado polen de invierno…  los suspiros de “la esquina del viento”, el sortilegio protector de las hechiceras. Somos… parte de una gran unidad… indivisible… la mejor porción de un manjar… un capítulo de una historia mayor… la consecuencia deseada de un hecho preexistente… Somos… ciudad… reconocemos orgullosos nuestro origen… la necesidad de existencia, el barrio… nuestra cuna… la vereda de los primeros pasos donde crecimos, estudiamos, trabajamos, donde aprendimos a vivir… a ser padres… abuelos, donde elegimos morir. Nuestro lugar en el mundo… el más cercano… el de pertenencia… el de los primeros y últimos recuerdos… Somos… ayer, hoy, mañana, y siempre PUEBLO ECHESORTU” – Roberto Trapé.

Entradas relacionadas

Un comentario sobre «BRIT ECHE: Explorando huellas británicas en el corazón de Echesortu»

  1. Excelente Recorrida que pude disfrutar y que se realizo en ROSARIO.-

Deja tu comentario