“Mirá pa´cá”, el imperdible Ciclo de Cine Latinoamericano que llegó a Buenos Aires para quedarse

Con entrada gratuita, en la sala del Museo Nacional de Bellas Artes, se podrán ver diecisiete películas que indagan sobre las diversas realidades latinoamericanas

El viernes 23 de agosto a las 19.00, se proyectó El ángel de Luis Ortega, la película elegida para comenzar la segunda edición de “Mirá pa´ acá”, el Ciclo de Cine organizado por 14 embajadas latinoamericanas, Argentina como anfitrión y Canadá como país invitado. En la alegre recepción previa al inicio del film, Carlos Marré, Agregado Cultural de la Embajada de Panamá y egresado de la carrera de cine en Argentina, contó cómo vio la luz el proyecto de realizar el ciclo en 2018: “Con un amigo que es el que lleva el Festival Internacional de Cine Colombiano en Buenos Aires, pensamos que sería una buena iniciativa reunir tres o cuatro países, algo regional y desde entonces comenzamos a comunicarnos con las embajadas para proponer la idea. Para los diplomáticos –continúa, entusiasmado– es mucho más sencillo traer películas por el hecho de que sean en formato digital, en relación a otras expresiones artísticas que por los costos de envío son más onerosas. Rápidamente –cuenta– muchos se fueron sumando y el año pasado éramos 12 países con Argentina como anfitrión. Ahora somos quince países y un invitado que es Canadá”.

El Ciclo de Cine Latinoamericano, “Mirá pa´cá”, comenzó el 23 de agosto y durará hasta el 28 de septiembre. Cada viernes a las 19.00 y cada sábado a las 17.30 y luego a las 20.00, podrán disfrutarse los films de manera gratuita. Los países participantes son Argentina, Bolivia, Brasil, Canadá como país invitado, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.

Con respecto al proceso de selección de las películas, Leonardo D´Espósito, curador del Museo Nacional de Bellas Artes y del ciclo, refirió que este año tuvieron más tiempo para llevarla a cabo: “Una de las características del ciclo es que las embajadas, es decir los países, seleccionan la película que quieren que los represente, lo cual me parece muy rico porque habla sobre cómo cada sociedad se refleja en el cine –explica, con la voz llena de entusiasmo–. Busqué que hubiera amplitud en cuanto a las formas, por eso tenemos documentales, thrillers, comedias románticas y películas experimentales”, señaló. Por otro lado, destacó la importancia de que hubiera en el ciclo una representación de género: “Casi la mitad de las películas están dirigidas por mujeres”, y añadió, en cuanto a la temática que “no existe un cine latinoamericano, sino que latinoamérica es una región unida por ciertas constantes culturales y la lengua -salvo excepciones como la brasileña y las lenguas nativas-, pero sí hay una identidad, una especie de relato que las recorre vinculado a la rebeldía formal, política y social. Asimismo, cada película tiene un paisaje social atrás que permite vislumbrar ese país”.

En relación a las expectativas, Marré se mostró optimista y dio su punto de vista a través de números que hablan por sí solos: “El año pasado tuvimos un promedio de audiencia de 65 espectadores por sala –comenta, distendido en un sillón, antes de que comience la recepción, pautada para las 18.30–. La idea sería romper ese número. En 2018 cuando hicimos el ciclo también se había estrenado Halloween, un tanque de Hollywood que tuvo un promedio de 60 espectadores por sala de promedio. Nosotros logramos tener cinco más, así que verdaderamente la nuestra es una vara bastante alta. Tenemos la expectativa de, dado que somos 16 países, romper la barrera de los 1000 espectadores en total”, cerró.

Por su parte, Claudia Blonda, representante de la Embajada de la República Dominicana, comentó acerca de Juanita, el film que presentan: “Es una película de Leticia Tonos, una joven directora. La escogimos porque aborda el tema de los migrantes. En este caso es una migrante dominicana que va a España y está toda esta relación acerca de cómo se migra y cómo es el regreso a casa y cuál es la relación entre el migrante y el país de origen. Por otra parte, –dijo– nos parece interesante remarcar que la elección está vinculada a hacernos eco de la situación mundial de los migrantes”, concluyó.

Un rato antes de que comience la película, durante la recepción, Patrice Laquerre, Consejero Político de la Embajada de Canadá, se mostró muy contento de que su país haya sido invitado a formar parte de “Mirá pa´cá”. “Nosotros estamos muy contentos de formar parte de este ciclo de cine. Este año vamos a colaborar con una película nuestra, Primas, que fue también premiada el año pasado en el Festival de Cine de Mar del Plata. Espero que mucha gente pueda disfrutarla. Es una muy buena película que tiene muy buenas críticas. Se podrá ver el 6 de septiembre.”

En sintonía con el clima de en júbilo, Álvaro Pava Camelo, embajador de Colombia, ofreció su punto de vista: “Tenemos la esperanza y la ilusión de que los argentinos asistan de manera masiva y puedan ver un cine diferente y puedan comparar y visualizar qué tanto han progresado nuestros países en materia cinematográfica –apuntó gentilmente–. Nosotros, los colombianos, traemos una muy buena película”. El film es Porro hecho en Colombia, dirigido por Adriana Lucía.

En representación de Paraguay, pudimos conversar con Lourdes Espínola, Ministra de la embajada de dicho país: “Nosotros estamos presentando Las herederas que fue muy premiada”. Con cordialidad, además, nos contó brevemente la película: “La historia es fascinante porque está narrada en un tono intimista y con un tempo bastante envolvente para el espectador. Se cuenta la historia de dos mujeres que sufren una decadencia económica, ya que han heredado dinero y ese dinero se va esfumando –analiza y continúa–. Cada una de las mujeres renace a partir de ese contexto, como mujer en su autonomía, su desarrollo personal y su búsqueda del yo. Es conmovedora –dice, de una forma que también conmueve–.” Además, hizo referencia a que el arte crea lazos entre los países y que en el trabajo conjunto realizado con las otras embajadas se generó mayor cercanía y un interesante crecimiento como grupo.

Francisco Salvador Fonseca Salgado, Embajador de El Salvador, accedió a una breve conversación y se manifestó complacido por el desarrollo del ciclo: “Estoy ciertamente muy contento y con mucha expectativa porque esta segunda edición del ciclo ha podido atraer a más países y las embajadas que el año pasado. No solo se está sumando una gran cantidad de material cinematográfico, sino que es de gran calidad”. Destacó, asimismo, el trabajo en coordinación de todos los Agregados Culturales de las embajadas participantes.

“Mirá pa´cá” es un ciclo cuyas autoridades están pensando en hacerlo cada vez más grande. En este sentido, Marré dio su perspectiva y brevemente nos contó sus ideas: “Para las próximas ediciones estamos proyectando cambiar el formato del ciclo para que sea un festival. ¿Qué implica un festival? –se pregunta, con ganas y se responde–: que haya premios a las películas, que el público pueda elegir. Estamos pensando también en hacer un concurso para estudiantes latinoamericanos porque sabemos que Argentina es una de las escuelas más importantes de cine en la región. Creo que sería lindo tener un concurso de cortometrajes. Y además sería bueno federalizarlo, llevarlo a otras provincias donde muchas veces no hay acceso a películas que no están en cartelera. Y, por último, sería bueno llevarlo también, en un futuro, a otros países”. Así sabemos, entonces, que “Mirá pa´ cá” seguirá creciendo porque hay muchísimos planes y queda, todavía, un enorme surco por recorrer.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario