Descubre esta hermosa obra de Pérez Celis a la venta

Ana Karina Santos. «Jorge Luis Borges» elaborada en el año 2001, es un Mixed media on canvas 66″x 60″, espectacular obra de Pérez Celis, la cual se exhibe en los espacios del Hotel Pasaje Solar.

La galería Artout se complace en ofrecer al público esta pieza única de Pérez Celis, la cual se vende por U$S 80, la obra destaca por la belleza que aporta a los espacios donde es colocada, ideal para armonizar hogares, oficinas o instituciones, una pieza única y de colección que bien vale la pena tener.

Interesados en obtener mayor información sobre el proceso de venta y envío al interior de Argentina o al exterior, pueden  contactar al equipo a través del número  +54 9 11 6855 0910 y a través de la casilla de correo. artout.arte@gmail.com.

Un artista de trayectoria internacional

Pérez Celis cuenta con una producción de unas 5 mil obras, es considerado un multifacético creador de proyección internacional y uno de los artistas argentinos con mayor cantidad de exposiciones en el extranjero.

Su pintura estuvo enrolada en el lenguaje de la abstracción, con utilización de símbolos geométricos, y se caracterizó por fuertes contrastes de luces y sombras, el tratamiento gestual de la materia y una importancia decisiva dada al color.

Sobre sus propuestas visuales, es ampliamente conocido por su exploración en casi todos los soportes plásticos, incluida la pintura mural, desvelado por un afán ambicioso: que su arte pudiese llegar a la mayor cantidad de personas. Así, recontextualizó en su pintura a personajes y símbolos vinculados con la argentinidad, como Jorge Luis Borges, Astor Piazzolla, el tango, el obelisco, el fútbol, la cruz y hasta la Misa Criolla.

Aquella premisa de popularidad, que asomaba ya en su primera exposición individual, a los 17 años, en la desaparecida galería La Fantasma, atravesó el grueso de su producción: pinturas, murales, esculturas y serigrafías.

Nacido el 15 de enero de 1939 en San Telmo y criado en Liniers, se identificó, de todos modos, con el barrio de La Boca, donde instaló su taller y al que se sentía muy cercano afectivamente. Allí volvía cada vez que retornaba del extranjero, donde en distintas épocas se afincó en Europa y Estados Unidos.

Entradas relacionadas

Deja tu comentario